Seleccionar página

Otros Aspectos a Considerar en la Seguridad del Software

Haciendo caso al refranero cuando dice que «mA?s vale prevenir que lamentar», la seguridad mA?s efectiva es la que estA? basada en la prevenciA?n.

Ya seccionados los diferentes componentes de nuestro sistema informA?tico, tomaremos todas las precauciones posibles para evitar tener que lamentar interrupciones, inestabilidad o funcionamiento errA?tico del mismo.

Seguridad InformA?tica - Software

Como primera medida de prevenciA?n, hemos de tener en cuenta que el software original soluciona gran parte de los problemas de seguridad de cualquier sistema informA?tico.

Todos los fabricantes de software ofrecen con cada una de las licencias originales de software, soporte tA�cnico y actualizaciones.

Constantemente aparecen nuevas tecnologA�as que pueden dejar obsoleto nuestro sistema.

Los efectos negativos de esta obsolescencia se presentan de diferentes formas en nuestro sistema: nuevas generaciones de sistemas operativos o programas que no funcionan correctamente, adaptaciones a las nuevas tecnologA�as que requieren sistemas operativos mA?s avanzados.

Las tecnologA�as que intervienen en los sistemas informA?ticos, evolucionan de tal forma que es inevitable que, mA?s bien antes que despuA�s, nos demos cuenta de que las A?ltimas versiones que estA?n disponibles no son compatibles con nuestro sistema y es entonces cuando se hacen inevitables y necesarias las actualizaciones.

El uso de licencias originales, facilita el acceso a la informaciA?n necesaria para planificar las actualizaciones y, en la mayorA�a de los casos, conseguir los elementos para estas actualizaciones de forma gratuita o a un precio muy inferior al precio de una licencia nueva.

Los datos introducidos en el sistema a travA�s de estos programas y que se guardan en los dispositivos de hardware correspondientes (en definitiva, la informaciA?n) son el valor mA?s preciado, el A?ltimo objetivo de todo sistema informA?tico, y a la postre lo que justifica y hace imprescindible su uso.

Siendo pues los datos, lo mA?s preciado de nuestro sistema informA?tico, es (con demasiada frecuencia) el elemento al que menos atenciA?n y recursos se destinan por parte de los usuarios.

Las Comunicaciones

La caracterA�stica mA?s destacable y que justifica el enorme A�xito que han tenido los sistemas informA?ticos en nuestra sociedad y en nuestra forma de vida son las comunicaciones, con la finalidad de compartir informaciA?n.

La comunicaciA?n aplicada a los sistemas informA?ticos en el sentido mA?s amplio de la expresiA?n: transporte de cualquier tipo de informaciA?n, incluida la voz y la imagen, a tal fin convertidas en datos fA?cilmente transportables.

Muy pocas o ninguna de las diferentes actividades que realizamos cada dA�a, no estA?n relacionadas, en mayor o menor medida, con algA?n sistema de comunicaciones relacionado a su vez con otros sistemas informA?ticos.

El modelo de sociedad en el que vivimos nos exige constantemente acceder a algA?n sistema informA?tico con el que enviaremos o recibiremos informaciA?n; esto es posible gracias a la evoluciA?n de las herramientas de desarrollo de programas, que han permitido una meteA?rica distribuciA?n de aplicaciones diseA�adas para facilitar las comunicaciones entre sistemas informA?ticos. Las redes sociales son un claro ejemplo.

Redes

Las agrupaciones de sistemas conectados entre sA� con un fin comA?n se denominan redes.

Existen redes diseA�adas para determinados tipos de sistemas que a su vez, se agrupan en otras redes mA?s amplias que integran a otros sistemas diferentes, que de nuevo se agrupan en otras redes de mayor A?mbito para compartir todo tipo de informaciA?n.

El conjunto de todas estas redes es la llamada «red de redes» o «Internet».

Internet, estA? presente en casi todas las instalaciones de sistema informA?ticos.

Tanto el usuario privado como el profesional, estA? permanentemente conectado a Internet.

Se cuentan por millones los sistemas que estA?n permanentemente conectados a la red.

Redes sA�, pero . . .

Esta proliferaciA?n de conexiones, facilita el intercambio de informaciA?n, pero tambiA�n la posibilidad de que, tanto la informaciA?n (el valor mA?s preciado de cualquier sistema informA?tico) como los propios sistemas que la contienen, sean objetivo de los generalmente llamados «piratas informA?ticos».

La conexiA?n permanente a Internet y la dependencia que se tiene de ella, hace a los sistemas informA?ticos especialmente vulnerables.

Aunque tengamos el mejor hardware con un sistema operativo original y actualizado, siempre hay aspectos inherentes a los programas de comunicaciones y relacionados con el intercambio de informaciA?n, que no estA?n bajo el control de nuestro sistema, y que pueden dejar huecos por los que se cuelan otros programas.

Correos electrA?nicos no deseados, publicidad no autorizada y en muchos casos engaA�osa, «infecciones» con virus informA?ticos que producen los mA?s inesperados efectos en nuestro sistema, son algunos de los efectos mA?s habituales.

Hemos pues de tomar medidas de prevenciA?n, para evitar estos efectos indeseados.

SegA?n el perfil de cada usuario, podemos optar por diferentes soluciones. El principal factor que tendremos en cuenta para determinar el sistema de protecciA?n a instalar es el nA?mero de usuarios que estA?n conectados a un mismo punto de acceso a internet.

Es muy comA?n, que en nuestra casa haya mA?s de un sistema y que todos ellos estA�n conectados a internet; en casi todas las empresas son varios los sistemas instalados que requieren de conexiA?n permanente a internet.

Share This