Seleccionar página

Uno de los aspectos que mA?s ha preocupado desde el inicio de la llamada «Era InformA?tica»A� ha sido la seguridad de todos los elementos y recursos que intervienen en el desarrollo y explotaciA?n de los sistemas informA?ticos.

En cualquier sistema informA?tico encontramos dos elementos muy diferentes y a la vez inseparables, tanto que, el uno sin el otro no tienen ninguna utilidad:

  • El hardware o equipo informA?tico, que estA? diseA�ado para contener toda la informaciA?n y permitir al usuario el acceso a la misma.
  • El software o conjunto de programas que hacen A?til al hardware y que permiten al usuario obtener los resultados deseados.

SEGURIDAD DEL HARDWARE

En cuanto a la seguridad del hardware, las medidas a tomar van dirigidas a prevenir daA�os en sus componentes, producidos principalmente por un inadecuado entorno de trabajo.

Una correcta planificaciA?n, una adecuada instalaciA?n, unos componentes de calidad y un entorno de trabajo apropiado, aseguran un A?ptimo funcionamiento del sistema durante mucho tiempo.

hardware

Ya instalado el sistema, hemos de tener en cuenta otros elementos para prevenir posibles fallos del mismo; la cantidad y la calidad de la energA�a elA�ctrica con la que estA? alimentado el sistema, es el mA?s importante. Hemos de tener la seguridad de que esta corriente elA�ctrica cumple las especificaciones necesarias.

En Europa, casi todos los sistemas informA?ticos estA?n diseA�ados para trabajar con 220 voltios y una frecuencia de 50 hercios.

Sistemas de alimentaciA?n

Las fuentes de alimentaciA?n de nuestros equipos estA?n diseA�adas para tolerar ciertas desviaciones en estos parA?metros.

Los problemas pueden surgir cuando las variaciones en el suministro elA�ctrico, por exceso o por defecto, entregan valores fuera de estas tolerancias. Si la cantidad de energA�a es superior al margen recomendado por el fabricante de nuestro sistema, este sufrirA? averA�as ya que algunos componentes del mismo se quemarA?n.A�El elemento que mA?s comA?nmente se averA�a en estos casos es la fuente de alimentaciA?n.

En el caso de que el fallo sea por una cantidad insuficiente de energA�a, nuestros sistema se apagarA? de forma inesperada e imprevista, no permitiendo a algunos componentes del mismo, realizar el protocolo de apagado para el que estA?n diseA�ados, lo que producirA? averA�as mecA?nicasA� o pA�rdida de informaciA?n. En este caso, los discos duros,que contienen todos los programas e informaciA?n, son los que mA?s sufren.

S.A.I. – U.P.S.

Para prevenir estos inconvenientes, lo recomendable es instalar Sistemas de AlimentaciA?n Ininterrumpida (SAI). TambiA�n se les conoce como UPS, siglas en inglA�s de Uninterruptible Power Supply. Con estos sistemas, aseguramos que cuando el suministro de energA�a estA� fuera de los mA?rgenes establecidos,todos los dispositivos conectados a ellos seguirA?n funcionando correctamente gracias a los acumuladores que incorporan, y desde los que se genera la corriente necesaria, eso si, por un perA�odo de tiempo limitado. No olvidar que los SAI o UPS tambiA�n requieren de revisiones y mantenimiento, ya que con el tiempo, los acumuladores (baterA�as) se deterioran con el uso.

Existen varias tecnologA�as, con diferentes niveles de seguridad y eficiencia en cuanto a la protecciA?n de nuestro sistema, asA� pues un experto asesoramiento respecto a estos sistemas ayudarA? elegir el mA?s adecuado para cubrir nuestras necesidades.

Share This